La mujer de la carretera

la mujer de la arretera

Este relato, me fue platicado por un conocido trailero que le toco vivir esta horrible experiencia, por el año de el 2006 Manuel Cifuentes, trailero de una linea de transportes muy grande de la ciudad de Nuevo Laredo, Tamps. la cual tenia rutas por toda la república Mexicana, el tenia a su cargo la de México DF a Nuevo Laredo, Tamps.

El viviendo en la ciudad de San Luis Potosí  siempre tenia oportunidad de llegar a visitar a su familia ya que es la mitad del trayecto entre estas dos ciudades antes mencionadas.

En una ocasión, uno de los compañeros, que tenia  una ruta, que el no conocía  se accidento, para mala suerte, le toco a el cubrir la ruta que desconocía por completo.

La ruta era de México D.F. a la ciudad de Durango, Dgo, y con una carga urgente, se enfilo a su destino, solo que unos compañeros de su trabajo, le advirtieron que en cierto tramo de la carretera, por ningún motivo lo circulara en la noche, ya que se aparecía una mujer, por la carretera, pidiendo un aventon o raid.

Así paso y al trailero por descuido o por necesidad de llegar a destino lo mas rápido posible, se le olvido por completo, las advertencias de sus amigos, y paso de largo, y al pasar por cierta curva mencionada por sus colegas, se acordó de las palabras que le dijeron, y como cosa adrede, vio a una mujer que a la orilla de la carretera estaba con una llanta, como si hubiera tenido un accidente.

El operador como buen samaritano, hizo el intento de frenar para ayudar a la pobre mujer, cuando a su mente volvieron las palabras de advertencia, que un día antes le habían dado. y prefirió seguir con su camino, pero a la siguiente curva para su sorpresa se volvió a encontrar a la mujer a la orilla de la carretera pero que se le quedaba mirando con un cierto modo de reproche.

Cuenta el operador que se le erizaron los vellos de el cuerpo, tratando de pasar de nuevo por alto a la alma en pena se quedo viendo el espejo retrovisor para ver la reacción de el fantasma.

la mujer de la arretera

Ya con el miedo encima, por verla en dos ocasiones, en distintos lugares y ver que por el espejo retrovisor no se veía  no sabia lo que le esperaba que al pestañear, apareció dentro de su camión  en el asiento del copiloto, el alma en pena de la mujer de la carretera.

Como cualquier experimentado operador de camión quinta rueda, siguió su camino, sin querer ver de frente a el alma en pena, que lo atormento por unos segundos, que para el fueron como horas.

De repente, se puso a rezar y al ver de reojo que el anima ya no lo acompañaba, dio gracias a dios.

Al llegar a destino y entregar su mercancía  regreso por otra ruta para no volver a pasar por donde mismo y llego con sus patrones y prefirió renunciar a ese trabajo por que el trauma lo dejo por mucho tiempo impactado, a tal grado de necesitar ayuda psicológica a causa de la impresión tan grande a la cual había sido sometido.

22 thoughts on “La mujer de la carretera

    1. bazingaw Post author

      Gracias Danna, me da gusto que sea de tu agrado y me motiva a seguir compartiendo mis relatos y leyendas

      Reply
    1. bazingaw Post author

      Lastima que no te gusto, pero que bueno que te dio miedo, que es el cometido del blog, saludos Lesli

      Reply
    1. bazingaw Post author

      Gracias por tu comentario Arlet, me da gusto que te dio temor, jejeje que es el motivo de nuestro sitio. saludos

      Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>