Leyenda del Dóctor Kanoche

Leyenda del Dóctor KanocheLa leyenda del doctor kanoche cuenta que en América Latina hay registros del uso de la momificación, y no nos referimos solamente a las antiguas momias de las culturas precolombinas andinas, sino de una leyenda, o mejor dicho, una historia bastante real más actual que se desarrolló a finales del siglo XIX en Venezuela.

Gottfried Knoche, médico de origen alemán que vivió en las cercanías de la ciudad de Caracas desde 1840 hasta su muerte en 1902 se ganó el respeto de la sociedad en general por su espíritu caritativo y el hecho de atender a todos los que estuviesen necesitados de asistencia médica sin importar si tenían medios para pagar por sus servicios o no.

La historia que luego se convertiría en leyenda de terror de este personaje es el desarrollo de una solución química que, inyectada en la vena Yugular de un cadáver fresco sin reclamar en la morgue de un hospital cercano para detener el proceso de descomposición y crear de este modo una momia perfecta, sin la necesidad de extraer ningún órgano ni fluido. Esta fascinación por detener el avance de la muerte produjo que la hacienda del doctor, Buena Vista, llegara a convertirse en un mausoleo tenebroso.

El secreto de momificación que poseía Kanoche le hizo muy famoso en su época, hasta un afamado periodista venezolano, Antonio Leocadio Guzmán, fue momificado según el método del doctor y su cuerpo permaneció su casa durante cuarenta años. El doctor de las momias aplicó el mismo tratamiento a los miembros de su familia, incluso dejó la dosis necesaria y las instrucciones para que su propio cuerpo fuese momificado al momento de su muerte. La leyenda dice que el secreto de la momificación se perdió con la muerte del propio doctor, quien junto con su familia y hasta sus perros descansó en un mausoleo cercano a la casa principal, hasta mediados del siglo XX.

Cuento de la muñeca embrujada

cuento muñeca embrujadaSabrina visitaba las tiendas acompañada de su tía en busca de una tiara para el concurso de belleza de la escuela. En uno de tantos establecimientos, se encontraron con Cindy y su madre, esta chica había ganado la mayoría de las competencias del estado, y gustaba de burlarse de sus competidoras. Por supuesto no dejó pasar la oportunidad de arruinarle el rato a Sabrina, sobre todo porque esta última no tenía posición económica para igualar todo lo que la madre de Cindy estaba comprando.

Después de tan desagradable acercamiento, Sabrina se puso muy triste. Sin embargo, la tía le dio ánimos al llevarla donde un anticuario para adquirir una hermosa tiara que se exhibía en el aparador. La mujer intentaba intercambiar un valioso relicario por la diadema y mientras hablaba con el encargado, la niña curioseaba en la tienda.
Continue reading

Leyenda del valle encantado

leyendas de terror valle encantadoDurante el día, aquel pequeño valle luce como cualquier otro, las aves surcan los cielos, los insectos se posan sobre las flores, y distintos animales saltan de aquí para allá intentando atrapar los rayos de Sol que se cuelan entre los verdes árboles. El aroma de la hierba se intensifica con la suave brisa, y los peces saltan gustosos en los arroyos dando un vistazo fugaz al mundo de los caminantes.

Al paso de las horas, el día se marcha, poco a poco es suplido por la oscuridad, no puede negarse, porque lo devora la penumbra, esta abre sus fauces y le obliga a morir en un instante, los animales se refugian en sus madrigueras, encima de los árboles, se esconden de las sombras que se mueven rápidamente entre la maleza, evidenciadas solamente por una ligera iluminación de Luna. Los arroyos guardan silencio y despiden una bruma espesa que invade todo el valle.
Continue reading

Cuento de un día nublado

cuentos cortos nubladoParecía el peor de los días para Santiago, pues llevaba tres días enfermo de la garganta y con la amenaza de lluvia, su madre le impidió salir de casa. No encontraba mucho con que entretenerse dentro de las cuatro paredes de su habitación pues el internet funcionaba lentísimo a causa del clima y la energía eléctrica empezaba a ser intermitente, hasta que termino yéndose de forma definitiva.

Aunque aún no anochecía, las espesas nubes ensombrecían el ambiente. Lo único que se le ocurrió hacer, fue mirar fijamente hacia el cielo a través de la ventana, esperando ver la primera gota caer, sin embargo, lo único que encontró en el paisaje, fueron horribles siluetas demoniacas, parpadeaba para enfocar mejor la imagen y solamente lograba asustarse más, pues miraba con mayor claridad decenas de perversos rostros acercándose.
Continue reading