Leyenda del valle encantado

leyendas de terror valle encantadoDurante el día, aquel pequeño valle luce como cualquier otro, las aves surcan los cielos, los insectos se posan sobre las flores, y distintos animales saltan de aquí para allá intentando atrapar los rayos de Sol que se cuelan entre los verdes árboles. El aroma de la hierba se intensifica con la suave brisa, y los peces saltan gustosos en los arroyos dando un vistazo fugaz al mundo de los caminantes.

Al paso de las horas, el día se marcha, poco a poco es suplido por la oscuridad, no puede negarse, porque lo devora la penumbra, esta abre sus fauces y le obliga a morir en un instante, los animales se refugian en sus madrigueras, encima de los árboles, se esconden de las sombras que se mueven rápidamente entre la maleza, evidenciadas solamente por una ligera iluminación de Luna. Los arroyos guardan silencio y despiden una bruma espesa que invade todo el valle.
Continue reading

Cuento de un día nublado

cuentos cortos nubladoParecía el peor de los días para Santiago, pues llevaba tres días enfermo de la garganta y con la amenaza de lluvia, su madre le impidió salir de casa. No encontraba mucho con que entretenerse dentro de las cuatro paredes de su habitación pues el internet funcionaba lentísimo a causa del clima y la energía eléctrica empezaba a ser intermitente, hasta que termino yéndose de forma definitiva.

Aunque aún no anochecía, las espesas nubes ensombrecían el ambiente. Lo único que se le ocurrió hacer, fue mirar fijamente hacia el cielo a través de la ventana, esperando ver la primera gota caer, sin embargo, lo único que encontró en el paisaje, fueron horribles siluetas demoniacas, parpadeaba para enfocar mejor la imagen y solamente lograba asustarse más, pues miraba con mayor claridad decenas de perversos rostros acercándose.
Continue reading

Leyenda corta de la mujer degollada

leyendas cortas degolladaEl barrio de San Sebastián en Mérida, Yucatán, se ha convertido en un lugar enigmático debido a la regular aparición del espíritu de una mujer degollada en busca de venganza.

Según los vecinos de la zona, se trata del fantasma de una joven asesinada por un taxista a finales de los años setenta. Se le ve comúnmente en el rumbo de las terminales de autobuses entre la calle 69 y 72, ya que fue en ese espacio donde ocurriría el percance y sus apariciones corresponden con las fechas de adoración a los difuntos (finales de octubre, principios de noviembre).
Continue reading

Leyenda de los aparecidos

leyendas aparecidosLos chicos bromeaban en el auto, asustándose unos a otros, y es que el ambiente de la carretera se prestaba para ello. Ese camino en particular era muy conocido debido a sus incontables historias de fantasmas y aparecidos.

Frente a ellos iba una camioneta negra, la cual salió del camino en un movimiento súbito, dejándoles ver que una chica parada a mitad de la calle, era la razón de su desvío. Los jóvenes por poco la atropellan también, pero el conductor alcanzó a maniobrar en el último momento.
Continue reading

Leyenda del misterioso paciente

Leyenda del misterioso pacienteSi eres fanático de los cuentos de terror cortos, te garantizamos que esta historia estremecerá tu piel y te llevará a pensar más de una vez antes de pasearte por los solitarios pasillos de un hospital durante la noche.

Esta misteriosa historia fue vivida y sufrida por una enfermera realmente trabajadora y dedicada a su profesión, la cual muchas veces ni siquiera regresaba a su hogar con el fin de mantener a sus pacientes bien atendidos. De esta manera, la mujer ya se había acostumbrado a la soledad del hospital durante la noche y realmente no le causaba ningún tipo de incomodidad el pasearse a lo largo de estos extensos y helados pasillos.

Una determinada noche la enfermera notó una anomalía en un pasillo del tercer piso, la puerta de la habitación 13 se encontraba abierta, la luz encendida y ningún paciente se encontraba dentro. Ante esta sorprendente noticia, la enfermera se comunicó con personal de seguridad a modo de emprender una búsqueda inmediata, más aun teniendo en cuenta que se trataba de un paciente mayor a los 80 años y que posiblemente podría sufrir algún accidente en las escaleras.

Lo cierto es que la enfermera no tardó mucho en encontrar al paciente, este hombre mayor había salido por sus propios medios de la habitación y simplemente había recorrido unos cuantos metros en este mismo tercer piso. La enfermera se encargó de llevarlo nuevamente a su habitación y realizó una revisión a modo de comprobar su estado de salud, dándose con que el paciente se encontraba en perfectas condiciones.

Noches posteriores a este evento, la enfermera se encontraba nuevamente en este tercer piso realizando tareas fuera del horario de trabajo, cuando repentinamente hoyó un ruido que la dejó perpleja, como si algo hubiera golpeado el suelo del pasillo.

Al incorporarse y salir a comprobar este misterioso ruido, se dio con algo espeluznante, la puerta de la habitación 13 yacía en medio del pasillo, como si alguien o algo la hubiera arrancado directamente desde la pared. Desde ya, el paciente no se encontraba dentro de la habitación, y todo dentro de ella estaba revuelto y desordenado.

La enfermera, atónita ante este espeluznante evento, decidió bajar hasta el primer piso en busca de ayuda por parte del personal de seguridad. Se emprendió la búsqueda del paciente nuevamente, aunque esta vez sin resultados satisfactorios. Las horas pasaban y el personal afectado a la búsqueda no podía entender cómo este hombre había desaparecido de esta manera, ¿habría escapado?.

Horas más tarde, acudieron otras enfermeras al lugar, mujeres que ejercían su trabajo en este tercer piso exclusivamente. Lo extraño es que las mismas sostenían no conocer a ningún hombre mayor de las características físicas descriptas por la mujer. Tras chequear el tercer piso en su totalidad se dieron con una noticia realmente estremecedora, esta habitación numero 13 no se encontraba en uso hace aproximadamente 5 años, cuando un hombre mayor decidió quitarse la vida debido a la soledad y depresión en la que se veía inmerso.